Comprar Congelados

Viernes, 8 Agosto   

Dependiendo del lugar, forma y momento en que haga su compra, es posible que en muchas ocasiones le convenga adquirir productos congelados, sin perder los valores nutritivos de los alimentos frescos.

Lo primero que le interesa saber, sobre todo si su bolsillo le preocupa, es que los productos congelados resultan siempre más económicos que los frescos. Tras visitar varios mercados de abastos, grandes superficies y supermercados, hemos comprobado que comprar alimentos congelados a granel, en concreto pescado, puede suponerle un ahorro de casi el 40% frente al coste de esos mismos alimentos frescos.
Por ejemplo, comprar un kilo de filetes de lenguado congelados a granel le supondrá un desembolso de 880 pesetas, mientras que si los adquiere frescos tendrá que pagar 1.979 pesetas. Sin embargo, seguro que le resultará sorprendente que esa misma cantidad de pescado congelado, si lo compra envasado, le costará 2.105 pesetas; por lo que pagará casi 125 pesetas más por el mismo producto. Lo que sucede es que, como la tendencia actual es comprar en pequeñas cantidades -400 gramos-, el precio del kilogramo se desconoce y no se sabe lo que realmente se está pagando.