Comprando perlas

Martes, 16 Septiembre   

Las perlas naturales o reales son fabricadas por las ostras y otros moluscos. Las perlas cultivadas también son creadas por los moluscos pero con la intervención humana; esto es, un irritante introducido en las valvas provoca que crezca una perla. Las perlas de imitación son fabricadas por el hombre con vidrio, plástico o materiales orgánicos.

Debido a que las perlas naturales son muy raras, la mayoría de las perlas usadas en joyería son, o cultivadas o de imitación. Las perlas cultivadas, dado que están hechas por las ostras o moluscos, usualmente son más caras que las perlas de imitación. El valor de una perla cultivada está principalmente basado en su tamaño, usualmente expresado en milímetros, y en la calidad de su revestimiento de nácar, que le da lustre. Los joyeros deberían decirle si las perlas son cultivadas o de imitación.

Algunas perlas negras, de bronce, de oro, moradas, azules y anaranjadas, ya sean naturales o cultivadas, se dan de esa manera en la naturaleza; algunas, sin embargo, son teñidas a través de diversos procesos. Los joyeros deberían informarle si las perlas coloreadas han sido naturalmente coloreadas, teñidas o irradiadas.